TRADUCTOR

lunes, 1 de mayo de 2017

Manifestaciones del 1 de mayo: los sindicatos amenazan con un "calvario" si no suben los salarios



73 marchas exigen salarios y empleos dignos por toda España. El lema ha sido "No hay excusas. A la calle". Decenas de detenidos y gases lacrimógenos en Estambul en el Primero de Mayo.

Cuarenta años después de su legalización, los sindicatos salieron de nuevo este Primero de Mayo a las calles, acompañados por miles de personas, para exigir a la patronal un pacto salarial y al Gobierno la derogación de las reformas laborales, que permitan tener salarios y empleos dignos, y amenazaron. Bajo el lema "No hay excusas. A la calle", los principales sindicatos, UGT y CC OO, llevaron a cabo más de 70 manifestaciones en todas las capitales de provincia y ciudades españolas más importantes reivindicando empleo estable, salarios justos, pensiones dignas y más protección social. Los sindicatos han pedido a la patronal que cierre cuanto antes un pacto salarial que proporcione una mejora de la capacidad adquisitiva de los trabajadores, porque, de lo contrario, han asegurado que la negociación colectiva se va a convertir en un "calvario" para los empresarios. Los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, respectivamente, encabezaron la manifestación de Madrid, que discurrió desde la Plaza de Neptuno a la Puerta del Sol, en donde se procedió a la lectura de un manifiesto. Junto a ellos estuvieron el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de Izquierda Unida, Alberto Garzón, los sindicatos han iniciado su marcha en la Plaza de Neptuno, que terminará en la Puerta del Sol, haciendo públicas duras críticas a los casos de corrupción mientras los trabajadores no terminan de ver la recuperación.

Entre sus reivindicaciones, tanto Toxo como Álvarez instaron a la patronal a que se siente a negociar para cerrar cuanto antes un pacto salarial para 2017 o, de lo contrario, avisaron de que se produjera una mayor conflictividad laboral concentrando todos sus esfuerzos en cada convenio sectorial. "Hay que repartir la riqueza vía negociación colectiva", ha dicho el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en declaraciones a los medios antes de comenzar la manifestación del Primero de Mayo, un acto "tiene que ser un punto de inflexión" en el pacto con la patronal. Álvarez ha asegurado que los sindicatos "no van a permitir que el incremento de beneficios de las empresas haya alcanzado niveles de 2008 y que los salarios no tengan el correspondiente aumento". En el mismo sentido, también ha considerado que los Presupuestos Generales del Estado deben "redistribuir los recursos que se están generando a los trabajadores en forma de políticas educativas, sociales y especialmente con la renta mínima".

Ver más en...

No hay comentarios:

Publicar un comentario