sábado, 18 de marzo de 2017

Los costes laborales demuestran que los trabajadores pierden poder de compra mientras las empresas aumentan beneficios


El coste laboral por trabajador ha descendido en el cuarto trimestre de 2016 un 0,8%, la mayor caída en un cuarto trimestre desde 2012, reafirmando la disminución de un 0,4% de los costes laborales en todo 2016. Un trabajador le cuesta a una empresa 15 euros menos que en 2011, mientras que los salarios brutos solo han crecido un 0,1%. De hecho, desde 2009, el salario real, descontando el aumento del IPC, ha caído un 5,4%. Para UGT los datos son claros, los salarios están perdiendo poder de compra mientras las empresas cada vez obtienen más beneficios. La recuperación es una ficción para millones de hogares por culpa de las políticas del Gobierno, que solo beneficia a las organizaciones empresariales. Por ello, UGT reclama un aumento inmediato de los salarios con el fin de aumentar el consumo, generar empleo de calidad, impulsar el necesario cambio de modelo productivo y acabar de una vez con la desigualdad y la pobreza que aumenta día a día en nuestro país.
Leer mas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario