viernes, 11 de agosto de 2017

La licitación del concurso promovido por AENA no garantiza las condiciones laborales de los vigilantes de seguridad ni los derechos de la ciudadanía

Logo FeSMC-UGT

11/08/2017 | FeSMC-UGT | Seguridad
AENA no puede seguir culpando a empresas y trabajadores cuando es en los pliegos de condiciones de la seguridad para los aeropuertos en el territorio nacional donde se establece la precariedad laboral y donde no se garantiza los estándares de calidad suficientes. 
AENA no puede seguir no asumiendo sus responsabilidades en este conflicto. El origen del mismo se sitúa en la política de recortes llevadas a efecto por las Administraciones Publicas en general, responsabilidad directa del Gobierno del PP, y en este caso por AENA en particular que condena a los vigilantes de la seguridad de sus instalaciones a la forma más precaria posible. 
AENA lo sabía he hizo caso omiso a las indicaciones que en este sentido se trasladaron desde UGT cuando se tuvo conocimiento de las bases del contrato. El contrato debe garantizar presupuesto suficiente para poder asumir la vigilancia con garantías laborales que a su vez granjean un grado óptimo de seguridad. El contrato de AENA no cumple con este objetivo primordial, solo pretende el objetivo de abaratar costes. 
Jornadas maratonianas, falta de efectivos para cubrir con garantías las puntas de trabajo, falta de descanso de personal, retroceso en sus condiciones laborales suponen también una falta de nivel de seguridad suficiente responsabilidad directa de AENA y del Gobierno del Partido Popular quien sigue ajeno a una contratación pública en precario  en los Aeropuertos en España así como en el conjunto de contratos públicos de la seguridad privada y que quedan definidos de vital relevancia para la complementariedad de la seguridad ciudadana.
UGT exige del Gobierno del PP y de AENA la solución a la situación del Aeropuerto del Prat, así como un plan estratégico que garantice condiciones laborales y de calidad de servicios para la totalidad de Aeropuertos en el Territorio Español situación que en la actualidad no se produce.
Lo ocurrido en el aeropuerto del Prat es solo el principio de una situación que se extiende a la totalidad de contratos públicos celebrados en el territorio nacional y que han venido siendo denunciados en el tiempo desde UGT hacia una contratación pública socialmente responsable y desatendidos desde el Gobierno como máximo responsable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario