lunes, 17 de abril de 2017

Las empresas no invierten en prevención y hablan de forma interesada del absentismo



La Unión General de Trabajadores denuncia que los estudios que se realizan en España sobre el absentismo son totalmente sesgados y partidistas. En primer lugar, se incluyen en su cómputo ausencias justificadas, confundiendo de esta manera, absentismo con ausentismo. Como deja claro la Organización Internacional de Trabajo (OIT), del cálculo del absentismo deben excluirse los periodos vacacionales, las huelgas y el absentismo laboral de causa medica como el periodo de baja laboral atribuible a una incapacidad del individuo". Sin embargo, los estudios que últimamente se publican consideran absentismo, casi de manera exclusiva, las jornadas laborales pérdidas a consecuencia de una baja laboral.
Para UGT, en estos estudios rara vez se hace referencia a la responsabilidad empresarial en la prevención de los riesgos laborales y, por tanto, en las bajas derivadas de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales o relacionadas con el trabajo. En los cálculos que se realizan se obvian los costes de la no prevención de los riesgos laborales.
En este sentido, estudios realizados por UGT en colaboración con la Universidad Jaume I cifran el coste anual de la no prevención de los riesgos psicosociales entre 545 y 810 millones de euro, de los cuales el 50% sería costeados por las propias familias de los trabajadores por cuidados informales; el 18,6% por los servicios públicos de salud, debido a que se tramitan como enfermedad común o accidente no laboral; y resto sería atribuido a la pérdida de productividad. Algo parecido pasa con el cáncer de origen laboral, es una enfermedad profesional que apenas se registra como tal, se estima que sólo entre el 0,1% y 0,2% de todos los cánceres de este tipo se declaran, gestionándose como una enfermedad común, lo que supone un sobrecoste para los Servicios Públicos de Salud de más 158 millones de euros anuales.
Además, el sindicato señala que la interpretación de los datos y las propuestas que se realizan parten de las premisas de que los trabajadores son defraudadores, los facultativos de los Servicios Públicos de Salud unos ineptos y las Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social grandes gestores, ya que las propuestas que se realizan se encaminan casi con exclusividad a disuadir a los trabajadores de ausentarse del trabajo por razones médicas. Hay que recordar que los trabajadores no pueden darse la baja a sí mismos, si no que ésta es emitida por unos facultativos cuyo único interés es la recuperación de la salud de todos los ciudadanos. Sin embargo, las Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social son asociaciones de empresarios, cuyos intereses son los propios de sus asociados, no los de los trabajadores ni su salud, sólo la productividad laboral de estos.
No se puede asegurar, como se ha señalado recientemente por parte de algunos empresarios, que hay fraude en el absentismo, ya que, como dice el Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, en la última entrada de su blog, se viene a cuestionar la profesionalidad y honestidad del personal sanitario del sistema público de salud, y la honradez de los trabajadores y trabajadoras. Esta afirmación infundada se une a la campaña a través de los medios de comunicación para crear el clima de opinión de que las bajas cuestan mucho dinero al Estado y las empresas. Para UGT, esto es intolerable.
Por todo ello, el sindicato exige estudios más rigurosos, en los que se hagan propuestas para mejorar la seguridad y salud de los trabajadores, así como sus condiciones laborales, lo que reducirá los accidentes y las enfermedades laborales y mejorará la productividad y competitividad de las empresas, tal como reconoce las Naciones Unidad en su Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Declaraciones de Ana García de la Torre sobre Prevención de Riesgos

Escuchar declaraciones...

No hay comentarios:

Publicar un comentario