TRADUCTOR

jueves, 8 de junio de 2017

UGT expone la problemática de la seguridad privada en España





08/06/2017 | FeSMC-UGT | Seguridad
El Sindicato Federal de Seguridad Privada FESMC-UGT, durante su intervención en el marco del Diálogo Social Europeo en Bruselas,  ha trasladado su posición sobre negociación colectiva, contratación de servicios de seguridad privada, intrusismo en el sector, y jubilación anticipada ante los nuevos retos de futuro, que contó con la presencia de Sindicatos y Patronales de la Unión Europea.
Negociación Colectiva
Mantener la negociación colectiva en el marco sectorial, pese a la reforma laboral instalada en España por el Gobierno como elemento de precarización de las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras de nuestro país,  ha sido y sigue siendo para la UGT elemento primordial en elmarco de las relacionaes laborales sectoriales y, específicamente desde nuestro Sindicato Federal, en el de la seguridad privada.
UGT viene denunciando, continua y detalladamente, todos aquellos actos de las empresas de sector vinculados a la promoción de convenios propios, en detrimento del sectorial,que reducen ostensiblemente derechos y salarios de sus trabajadores y trabajadoras.
En este sentido, para la UGT el convenio sectorial actualmente en negociación  debe marcar el futuro próximo del sector de la seguridad privada, siendo irrenunciable establecer incementos económicos y mejoras de condiciones y de reconocimientos de derechos laborales  para el conjunto de los trabajadores del sector, que suponga una clara apuesta por estándares de calidad reconocidos y homologables con los del resto de la Unión Europea.
La Patronal no puede seguir en la senda de maximización de sus cuentas de resultados a costa de la reducción de las condiciones laborales y salariales y derechos que solo contribuyen a precarizar al propio sector. UGT cree que es momento de elevar los salarios, y que  es momento de dotar al sector de mayor crédito ante los propios clientes que deben valorar la actividad realizada por los vigilantes que custodian sus instalaciones. 
UGT seguirá negociando en esta dirección y seguirá reivindicando en la calle si es preciso esta necesaria adecuación de la seguridad privada en España que debe basarse en calidad de servicio y en calidad de empleo y condiciones.
Derogar la reforma laboral impuesta por el Gobierno sigue siendo una constante de lucha para el Sindicato de Seguridad Privada de UGT en España, que tiene que servir para recuperar la prevalencia del convenio sectorial ante los convenios de empresa, imprescindible para garantizar en forma ordenada el correcto funcionamiento del sector.
Contratación de servicios de seguridad privada
Los clientes de seguridad privada en España, tanto en el ámbito público como privado, establecen en la mayoría de los casos, como único criterio de adjudicación, las ofertas económicas más bajas.
Esta actitud, a la que desde algunas de las empresas de seguridad también han contribuido, ha supuesto para el sector un horizonte de desregulación con el objetivo de aumentar su facturación fomentando las malas prácticas.
En la actualidad, encontramos empresas de seguridad privada en las administraciones públicas con claros incumplimientos en materia contributiva y fiscal, generando con ello que las propias Administraciones Públicas retroalimente el fraude fiscal en nuestro país.
Esta situación, que incide directamente sobre las condiciones laborales, sociales y económicas de los propios vigilantes, está siendo abordada desde UGT desde el ámbito sindical, así como desde el ámbito institucional.
Dentro de la denominada contratación pública socialmente responsable, se está realizando un seguimiento sobre la totalidad de contratos públicos así como manteniendo reuniones con sus responsables políticos, con la intención de garantizar condiciones laborales dignas y empresariales de calidad suficientes en la adjudicación de las licitaciones de los servicios de seguridad.
La seguridad privada en España asume una gran responsabilidad en el ámbito de la seguridad pública. Los vigilantes de seguridad protegen lugares estratégicos y de relevantes riesgos, este hecho debe ser considerado convenientmente para que su desempeño venga acompañado de condiciones laborales adecuadas a ese nivel de responsabilidad, y de calidad de servicios garantistas que impida la aceptación de una oferta empresarial desproporcionada y más barata.
En este sentido desde UGT se vienen estableciendo ACUERDOS MARCOS de Contratación en distintos lugares de España, así como solicitando del Gobierno cambios en la propia Ley de Contratos Públicos.
Intrusismo en el sector
La proliferacion de las denominadas empresas multiservicios, (auxiliares de servicios) que aparecen en España con una clara política laboral intrusista para el sector de la seguridad privada, supone que auxiliares ejerzan funciones propias de vigilantes de seguridad privada, (determinadas y delimitadas en la propia Ley y Reglamento), en peores condicones laborales, con menos derechos reconocidos e infames niveles salariales, que supone un claro ejercicio de intrusismo para el sector con el único objetivo de abaratar costes pese a y no aplicar la normativa legal.
En la actualidad éstas empresas auxiliares han ido en aumento constante, y el 95% de ellas desvinculadas del Convenio Sectorial Estatal, imponiendo a sus trabajadores condiciones laborales de máxima precariedad, e incumpliendo sistemáticamente las normativas laborales, fiscales, sociales y económicas.
Establecer claramente las funciones de esta actividad auxiliar, así como la búsqueda de una regulación convencional en el ámbito sectorial estatall, son cuestiones que está siendo abordada desde UGT con los claros objetivos de eliminar el ámbito intrusita en el sector de la seguridad privada y de regular la actividad y condiciones de un ámbito laboral en crecimiento y cuyos trabajadores y trabajadoras merecen un mayor reconocimiento y adecuación.
Nuevos retos de futuro
La revolución tecnológica está siendo motivo de debate en el ámbito mundial y europeo y sin duda afectara en España a un número importante de las profesiones conocidas y a su vez sobre el sector de la seguridad privada en cuanto a la implantación de las denominadas nuevas tecnologías.
Propuestas como la renta mínima garantizada, así como el gravar fiscalmente a las empresas por sustituir tecnología por mano de obra, son cuestiones trasladadas por UGT y que están siendo motivos de debates en el seno del dialogo social en el conjunto de Europa y, específicamente,  en el ámbito de la seguridad privada.
Estas cuestiones, a juicio de UGT,  deben ser analizadas desde el ámbito social y económico del sector sin más dilación,  con la intención de adelantarnos al cambio. 
La formación como elemento de promoción profesional y personal en la empresa y el sector, , así como la jubilación anticipada, son cuestiones que UGT considera que se deben abordar en forma ordenada para evitar la intención de sustituir empleo por tecnología con el único objetivo de aumentar las cuentas de resultados de las empresas a costa de la indefensión y exclusión del mercado laboral de sus trabajadores.
En definitiva, los acuerdos sociales y económicos en España en materia de seguridad privada deben partir desde la concertación y diálogo entre patronales y sindicatos,  que venga a contribuir en la definición de un marco social, laboral y económico que fortalezca un sector cuyo modelo garantice empleo de calidad y empresas continuistas, un modelo sectorial en una Europa que debe caminar hacia un mayor reconocimiento social.
En este aspecto los Sindicatos engeneral, y UGT en particular,  deben jugar un papel fundamental en el ámbito sectorial y territorial en el marco de la Unión Europea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario