viernes, 2 de junio de 2017

El Gobierno alardea de su política de recortes de pensiones ante Bruselas



La Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT,  Mª Carmen Barrera, ha afirmado que, más allá de las reiteradas denuncias sindicales, ahora es el propio Gobierno del PP el que "alardea de su política de recortes de pensiones" en la Actualización del Programa de Estabilidad remitida a Bruselas (la nueva versión 2017-2020).
El Ejecutivo reconoce que en una década se retrasará en casi nueve meses la edad media de jubilación efectiva en España (a pesar de que ya es hoy una de las más altas de la UE, 64,1 años) y asegura que gracias al Factor de Sostenibilidad (que introdujo en la reforma de pensiones de 2013) a partir de 2019 se producirá una reducción de la cuantía de las nuevas pensiones de jubilación del 4%, acumulativo cada diez años.  De tal forma, que una pensión de jubilación de 1.000 euros mensuales no pasará de 960 euros, en solo 10 años, y así sucesivamente.
Asimismo, también saca pecho con el Índice de Revalorización anual de las pensiones a la hora de congelar el nivel de gasto y obvia que la aplicación de dicha fórmula implica que durante muchos años las pensiones se incrementarán un 0,25% anual, muy por debajo de lo que lo harán los precios, con lo cual "se condena a los pensionistas a una fuerte pérdida de poder adquisitivo y, por tanto, a un grave y creciente empobrecimiento a lo largo de su vida"- ha dicho.  Conviene recordar que la  pensión media se sitúa en 918 euros mensuales.
Barrera, que ha hecho estas declaraciones en el marco de una asamblea, en Castellón, sobre  "La situación de las pensiones y la estrategia de UGT", ha destacado que si en 2013 el gasto en pensiones fue del 11,8% del PIB, en 2050 solo será ligeramente superior (el 12,3% del PIB), y eso a pesar de que el número de pensionistas se incrementará en más de 6 millones. Además, a partir de esta fecha se producirá una pronunciada caída, hasta situarse en el 11% del PIB en 2060. 
Barrera ha afirmado que "todo ello refleja el planteamiento que ha inspirado las reformas de 2013 y la inacción del Gobierno ante el deterioro de las cuentas de la Seguridad Social. El modelo de pensiones que persigue sacrifica el papel central que el sistema público representa dentro de nuestro Estado de Bienestar. Al Ejecutivo sólo parece preocuparle la dimensión financiera, pero tan importante es la adecuación o sostenibilidad social del sistema como su proyección en el plano jurídico. En este sentido los recortes impuestos son contrarios a lo que dicta nuestra Constitución".
Para Barrera, la política de pensiones del Gobierno del PP "obedece a una estrategia ideológica" y ha advertido que si no se derogan las reformas impuestas, "con el paso del tiempo el recorte de las pensiones será de tal magnitud que transformará nuestro actual modelo en uno de pensiones de indigencia y desfigurará la actual configuración del sistema público de pensiones, haciendo imposible su encaje constitucional. Algo que, antes o después, el Gobierno tendrá que reconocer y rectificar".

No hay comentarios:

Publicar un comentario