TRADUCTOR

miércoles, 10 de mayo de 2017

UGT y CCOO presentan al Gobierno sus propuestas para la mesa de Empleo y calidad del empleo

El Secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, y el Secretario de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, han enviado al Secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, en el marco de la Mesa de Empleo y Calidad en el empleo,  un documento conjunto con las  propuestas sindicales, tal y como les solicitó.
En el mismo, se realiza un diagnóstico de la situación actual y se proponen medidas específicas, como una nueva regulación de la contratación laboral para garantizar la estabilidad en el empleo y reforzar la excepcionalidad de la contratación temporal, regular las condiciones de realización de prácticas no laborales o medidas específicas para evitar los abusos de las empresas multiservicios.
Asimismo, proponen endurecer las actuales facilidades del despido o reforzar la negociación colectiva, recuperando el equilibrio en las relaciones laborales.
UGT y CCOO han elaborado un documento, que han remitido al Gobierno, en el marco de la mesa de Diálogo Social de Empleo y calidad en el empleo, en el que ofrecen un diagnóstico de la situación actual y realizan una serie de propuestas para mejorar la calidad del empleo.
Ambos sindicatos afirman que no es posible hablar aún de recuperación ni de salida de la crisis para todos.  Es más, a consecuencia de la crisis y las políticas de recorte que se han impuesto, hoy hay más paro, de mayor duración y con menor protección; el empleo es más precario; han caído los salarios y la renta de las familias y han aumentado las desigualdades y al pobreza. 
Demandan cambios cualitativos en el mercado de trabajo para conseguir que el crecimiento de la actividad se traduzca en creación de más y, sobre todo, mejor empleo, más estable, seguro, igualitario y productivo. Para ello realizan una serie de propuestas generales (entre ellas, la lucha contra el paro y la creación de empleo de calidad, la derogación de las reformas laborales,  recuperar y mejorar el poder de compra de los salarios, fortalecer la negociación colectiva y establecer medidas para ampliar y mejorar el tejido empresarial y conseguir el crecimiento sostenible), y propuestas específicas que exigen reformas normativas o nuevas regulaciones que impulsen el mantenimiento, la creación y la mejora del empleo.
En este sentido, proponen: una nueva regulación de la contratación laboral que garantice la estabilidad en el empleo y refuerce la excepcionalidad de la contratación temporal causal. En este apartado demandan medidas como: eliminar el contrato indefinido de apoyo a los emprendedores, por ser un contrato temporal encubierto; incrementar de  manera significativa la cotización a la Seguridad Social de los contratos temporales, especialmente aquella de muy corta duración o reforzar la exigencia del principio de igualdad entre trabajadores temporales e indefinidos.
Asimismo, CCOO y UGT exigen la reducción de la jornada de trabajo con carácter universal a 35 horas semanales, sin que exista reducción salarial;  modificar la actual regulación del contrato a tiempo parcial; y revisar  y regular también el contrato formativo, y las condiciones de realización de prácticas no laborales, que se deben vincular siempre a un programa de formación y su duración debe ser proporcional a las características y duración del programa correspondiente. En este sentido, exigen derogar el RD 1543/2011 por el que se regulan las prácticas no laborales en empresas, que constituye la precarización del contrato en prácticas; eliminar las prácticas extracurriculares del RD 592/2014, pues no se justifican dada la variedad y diversidad de modalidades de contratación y acordar un “Estatuto del becario y estudiante en prácticas”.
Otras propuestas específicas que realizan UGT y CCOO hacen referencia a la formación dual, a la revisión de los incentivos a la contratación, a la necesidad de fijar medidas eficaces para garantizar los derechos laborales de los trabajadores que trabajan en contratas, subcontratas y empresas multiservicios, garantizar un marco jurídico adecuado que priorice la flexibilidad interna frente a la externa en los convenios colectivos y medidas para desincentivar el despido de los trabajadores. En este sentido, afirman que hay que “impedir que empresas con beneficios puedan justificar despidos en base a una previsibilidad de pérdidas o una caída de las ventas”.
Asimismo, CCOO y UGT inciden en una serie de medidas para fomentar la igualdad de trato y oportunidades y no discriminación en el ámbito laboral y social.


No hay comentarios:

Publicar un comentario