TRADUCTOR

miércoles, 31 de mayo de 2017

Sanidad plantea más seguridad para determinados centros de salud tras las últimas agresiones a personal sanitario

Policía Nacional en el hospital Clínico de Salamanca

Estos edificios carecen de seguridad privada, al contrario que los hospitales, porque es inviable presupuestariamente, pero sí se ha solicitado a la Policía que refuerce su presencia en aquellos barrios donde se producen más conflictos. Las agresiones a trabajadores sanitarios han aumentado casi un 40% en apenas cinco años y durante el último ocho de cada diez incidentes tuvieron como víctima a una mujer, según datos del observatorio puesto en marcha por la Junta de Castilla y León. Enfermería, el sector más afectado
La agresión a un médico en el centro de salud del barrio San José, la segunda a personal sanitario de Salamanca en menos de una semana, se suma ya a una larga lista. Y es que estos incidentes, ya sean de forma verbal o física, han aumentado casi un 40% durante el último lustro, según datos del observatorio de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León.
Los datos oficiales reflejan un incremento no sólo de incidentes, sino también de un 37% del personal sanitario agredido en los últimos cinco años. Cabe destacar que durante el último año, enfermería es el sector más afectado, siendo la víctima una mujer en ocho de cada diez casos.
Por este motivo, desde Sanidad se plantea más seguridad para determinados centros de salud tras las últimas agresiones a personal sanitario. Según explican desde la administración autonómica, estos edificios carecen de seguridad privada, al contrario que los hospitales, porque es inviable presupuestariamente, pero sí se ha solicitado a la Policía que refuerce su presencia en aquellos barrios donde se producen más conflictos.
Según el sindicato médico CESM, hasta el 85% de los facultativos han experimentado alguna vez episodios de violencia (física o en forma de amenazas, coacciones, injurias o vejaciones) por parte de pacientes o familiares, y el perfil mayoritario de la víctima es el de una mujer médico que trabaja en el ámbito extrahospitalario.
El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Bienvenido Mena, ha comentado que el Gobierno regional está trabajando en estos momentos "con mayor profundidad" las medidas necesarias para "bajo ningún concepto se pueda permitir" este tipo de agresiones. 
Recordó que ya hay alguna medida como el botón antipánico aunque reconoció que en situaciones como en la actual no es válido. Además, también en el centro de salud de San José hay cámaras en los accesos. "Donde no hay es en las consultas porque se considera que es privada. Vamos a ver qué posibilidades tenemos. Quietos no nos vamos a quedar", dijo, recordando que es viable situar un vigilante de seguridad en algunos centros de salud. "Habrá que tomar las medidas que sean necesarias. Es imperdonable a todos los niveles". 
También el secretario general del PSOE en Salamanca, Fernando Pablos, pidió acciones para evitar estas agresiones. Por ello, ha registrado una pregunta en las Cortes para instar a la Junta a que responda a "qué medidas va a adoptar y cuándo", y optó por un análisis serio de los lugares más conflictivos y la adopción de estas "de forma inmediata". 
Fuente...

No hay comentarios:

Publicar un comentario