miércoles, 3 de mayo de 2017

Heridos dos vigilantes de la UV al repeler un asalto de 'okupas'



Dos vigilantes de seguridad de la Universitat de València tuvieron que ser atendidos ayer en el Hospital Clínico de Valencia tras resultar heridos con contusiones cuando intentaban repeler un asalto de ‘okupas’ al antiguo Colegio Mayor Luis Vives de la Universitat de València, un edificio que actualmente se encuentra cerrado por problemas estructurales y que está a la espera de rehabilitación desde 2012.
En la tarde del martes se produjo un nuevo intento por parte de una veintena de ‘okupas’ de acceder al edificio, según explicaron fuentes universitarias, lo que motivó la intervención de la seguridad privada de la Universitat para tratar de evitar la entrada al recinto de los jóvenes. Según la Universitat, se tuvo que llamar a la Policía ante el “ataque” que sufrieron los vigilantes.
El grupo entró, tras forzar la entrada que da a la calle y la del edificio, en el inmueble sobre las 13.00 horas de ayer lunes y han colgado una pancarta en la fachada con el lema ‘La ingovernable. Espai alliberat’.
La Universitat ha puesto los hechos en conocimiento de la Policía y ha advertido de la existencia de informes técnicos que señalan que el colegio mayor tiene problemas de estructuras y, por eso, fue cerrado en 2012 “a la espera de un proyecto aprobado y de obtener financiación para rehabilitarlo”, han explicado desde la UV.
Asimismo, la Universitat de València ha reforzado la seguridad privada del edificio, situado en la avenida Blasco Ibáñez, con el fin de que no entre más gente.
Por su parte, fuentes policiales han explicado que el lunes se recibieron llamadas en las que se avisaba de esta situación, por lo que se desplazaron hasta las instalaciones del colegio agentes de la Policía Nacional y de la Local.
Tras recabar información, hablando también con la seguridad privada, la Policía ha iniciado un informe para trasladarlo a la autoridad judicial si la Universitat denuncia los hechos, ya que debe ser el juez el que ordene un posible desalojo, han apuntado fuentes de la Policía Local.

“Ha ocurrido lo inevitable”

Sobre este tema, la Asociación Cultural Constantí Llombart ha hecho público un comunicado en el que lamenta que “ha ocurrido lo inevitable cuando se abandona dejando a su suerte un edificio que no se tenía ni se debía haber cerrado”.
“Ya advertimos que se corría el mismo riesgo de okupación con este edificio joya del racionalismo valenciano proyectado por Goerlich que con su vecino edificio proyectado por Moreno Barberá para Escuela de Ingenieros Agrónomos”.
“Exigimos una vez mas la reapertura de estos edificios con el carácter de urgencia. Los problemas estructurales que la Universidad dice que tiene el edificio no son tales, es la excusa para justificar lo injustificable, su inaccion y torpeza para con este asunto”, agrega la asociación.

Fuente...

No hay comentarios:

Publicar un comentario