TRADUCTOR

sábado, 25 de marzo de 2017

Los vigilantes de seguridad hablan y cuentan lo que nunca dicen: sus 5 problemas

Foto: Dos agentes de seguridad en el MWC de Barcelona. (Ramón Costa/Demotix/Corbis)

Hasta el nombre con el que solemos conocerlos suena despectivo. “Segurata”, en lugar de guardia o vigilante de seguridad. Se trata, sin ninguna duda, de uno de los sectores profesionales que peor consideración tienen entre la sociedad, entre sus compañeros, entre sus contratantes y entre sus clientes. Para los policías, son unos esbirros de las empresas privadas que les han arrebatado parte de su poder; para la mayor parte de la gente, el brazo blando de la ley, falsas figuras de autoridad cuyo trabajo lo podría hacer cualquiera.
Leer mas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario