domingo, 12 de marzo de 2017

Firmar un finiquito bajo coacción o amenazas lo convierte en nulo de pleno derecho


El finiquito es el documento que manifiesta la voluntad tanto de empresa como de trabajador de “romper” o extinguir la relación laboral que les unía. Firmar un finiquito conlleva una aceptación de la decisión extintiva y por tanto una declaración de hallarse saldado y finiquitado por todos los conceptos y por tanto un compromiso de no reclamar nada más de esa relación laboral. Sin embargo, no siempre la firma del finiquito conlleva renunciar a salarios, indemnización e impugnación del despido.
Leer mas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario